En Chiapas, toca saquear al campo.