Marshawn Lynch, de los Raiders, protesta sentado en el himno de EU, pero se pone de pie con el de México